BLOG ODONTOFAM

¿Por qué tenemos sensibilidad en los dientes?

La sensibilidad dental es un problema dental común que afecta a millones de personas en todo el mundo.

¿Alguna vez has dado un mordisco a tu helado favorito y has tenido un dolor repentino y agudo que parece atravesar tus dientes? ¿O tal vez has sentido una sacudida mientras bebías una taza de café? Si es así, ¡no estás solo! La sensibilidad dental es un problema dental común que afecta a millones de personas en todo el mundo. Entonces, ¿qué es la sensibilidad dental y por qué la tenemos?

 

Algunas de las causas comunes de la sensibilidad dental incluyen:

 

Caries: Las caries exponen la dentina, lo que puede provocar sensibilidad en los dientes.

Recesión de las encías: cuando las encías retroceden, la superficie de la raíz de los dientes queda expuesta y carece de la capa protectora del esmalte.

Rechinar los dientes: Rechinar los dientes puede desgastar el esmalte y exponer la dentina sensible.

Procedimientos dentales: La sensibilidad puede ocurrir temporalmente después de procedimientos dentales como un blanqueamiento dental, empastes o coronas.

Alimentos y bebidas ácidas: el consumo de alimentos y bebidas muy ácidos puede erosionar el esmalte y exponer la dentina.

Cepillado agresivo: Cepillarse demasiado fuerte o usar un cepillo de dientes con cerdas duras puede dañar el esmalte y las encías, provocando sensibilidad dental.

 

Cómo combatir la sensibilidad dental:

 

Profundicemos en algunas soluciones que pueden ayudarte a vencer la sensibilidad dental. Es importante tener en cuenta que si la sensibilidad es severa o persistente, es fundamental consultar con un dentista.

Pasta de dientes desensibilizante: este tipo de pasta de dientes contiene ingredientes como nitrato de potasio o cloruro de estroncio que ayudan a bloquear las señales nerviosas de la dentina expuesta, reduciendo la sensibilidad con el tiempo.

Cepillo de dientes de cerdas suaves: El uso de un cepillo de dientes de cerdas suaves y una técnica de cepillado suave puede evitar daños mayores al esmalte y las encías, lo que ayuda a reducir la sensibilidad.

Tratamiento con flúor: El dentista puede aplicar gel o barniz de flúor para fortalecer el esmalte dental y reducir la sensibilidad. La pasta de dientes y el enjuague bucal con flúor también se pueden utilizar en casa para un mantenimiento continuo.

Protector bucal: si rechinas los dientes, un protector bucal hecho a medida puede proteger tus dientes de un mayor desgaste, reduciendo la sensibilidad causada por la erosión del esmalte.

Procedimientos dentales: en algunos casos, pueden ser necesarios algunos procedimientos dentales como empastes, coronas o injertos de encías.

Evite alimentos y bebidas ácidas: Reducir el consumo de alimentos y bebidas muy ácidas, como frutas cítricas, refrescos y vino, puede ayudar a prevenir una mayor erosión del esmalte y reducir la sensibilidad.

Practique una buena higiene bucal: cepillarse los dientes, usar hilo dental y visitar al dentista con regularidad puede ayudar a mantener la salud bucal y evitar que empeore la sensibilidad dental.

 

Comprender las causas de la sensibilidad dental y las posibles soluciones puede ayudar mucho a tomar el control de la situación. En resumen, la sensibilidad dental es una afección dental que se puede controlar con el cuidado y la atención adecuados.