BLOG ODONTOFAM

¿Es seguro realizar tratamientos dentales durante el embarazo o la lactancia?

Los tratamientos dentales habituales son bastante seguros, así como muchos tratamientos dentales de urgencia, pudiéndose realizar durante el embarazo o la lactancia. También hay otra ventaja tanto para la madre como para el bebé a la hora de hacerse una revisión dental:  tener una excelente higiene bucal mejora  la salud general y aumenta la posibilidad […]

Los tratamientos dentales habituales son bastante seguros, así como muchos tratamientos dentales de urgencia, pudiéndose realizar durante el embarazo o la lactancia.

También hay otra ventaja tanto para la madre como para el bebé a la hora de hacerse una revisión dental:  tener una excelente higiene bucal mejora  la salud general y aumenta la posibilidad de un embarazo saludable.

Sin embargo, es de vital importancia a la hora de pedir una cita, que nos hagas saber si estás embarazada o te encuentras en periodo de lactancia, para que podamos colaborar contigo  y encontrar las mejores opciones tanto para ti como para tu bebé.

¿Supone algún riesgo para las madres embarazadas o lactantes hacerse un empaste dental?

Las náuseas matinales, el aumento de la acidez bucal, los deseos de comer dulces y la menor atención a la higiene bucodental pueden contribuir a un mayor riesgo de problemas dentales durante el embarazo. Por otro lado, algunas mujeres posponen los tratamientos dentales porque están preocupadas por su bebé.

Es totalmente comprensible preocuparse por si los empastes dentales pueden suponer algún tipo de riesgo durante el embarazo.

Sin embargo, las caries se pueden tratar sin ningún tipo de problema en cualquier momento durante el mismo. Además, los empastes deben hacerse en el segundo trimestre, cuando el peligro de enfermedad haya desaparecido.

Por lo tanto, tratar los problemas bucales durante el embarazo es mejor que posponerlos. El hecho de no coger a tiempo una infección u otros problemas bucodentales puede tener graves consecuencias tanto para la madre como para el bebé.

¿Puedo hacerme una limpieza dental durante el embarazo o la lactancia?

Dentro de los tratamientos dentales, las limpiezas  no solo son seguras, sino que también se recomiendan durante el embarazo. Dado que la gingivitis durante el embarazo es un problema frecuente, es fundamental controlarla con limpiezas dentales periódicas.

Los síntomas de la gingivitis incluyen:

  • Encías que sangran durante el cepillado o el uso de hilo dental
  • Encías rojas e hinchadas
  • Sensibilidad al cepillarse los dientes o usar el hilo dental

Sin embargo, en lugar de esperar hasta que aparezcan los síntomas de inflamación, se debe programar una limpieza dental adicional en el segundo trimestre porque la infección de las encías y la «gingivitis del embarazo» son causadas por las hormonas del embarazo, el aumento del flujo sanguíneo y la irritación bucal debido a las náuseas matinales.

Además, la inflamación y las infecciones pueden expandirse en algunas situaciones, creando complicaciones significativas.

¿Me puedo poner  carillas o coronas durante el embarazo o la lactancia?

Durante el embarazo, se recomienda que las consultas al dentista sean breves para evitar molestias a la paciente mientras se recuesta en el sillón dental. Los tratamientos dentales de carillas y coronas  a veces pueden requerir largas y múltiples citas. Por lo tanto, recomendamos a  las pacientes embarazadas que se hagan carillas y coronas después del embarazo.

Durante la lactancia, es seguro ponerse carillas y coronas, siempre que la paciente informe al dentista que se encuentra en periodo de lactancia para que le administre un anestésico local seguro.

¿Puedo hacerme un blanqueamiento dental durante el embarazo o la lactancia?

En el caso de las mujeres embarazadas y lactantes, generalmente no se recomienda dentro de los tratamientos dentales el blanqueamiento dental, debido a los diversos problemas de salud que pueden acarrear.

Por lo tanto, para evitar cualquier riesgo innecesario, se recomienda no realizarse un blanqueamiento dental durante el embarazo o la lactancia. Dado que es un procedimiento cosmético no esencial, es mejor esperar. Sin embargo, el uso diario de pasta de dientes blanqueadora es seguro, ya que la concentración de ingredientes blanqueadores es mínima.

¿Es seguro llevar a cabo una extracción dental durante la lactancia o el embarazo?

Sí, la lactancia es totalmente segura  después de una cirugía de extracción, siempre que el dentista aplique un anestésico local que no interfiera con la leche materna. Por lo tanto, no hay pruebas de que deba interrumpirse la lactancia después de tratamientos dentales durante el embarazo o la lactancia como una extracción. Si es necesario extraer un diente, seguramente se le administrará una inyección de anestesia local o sedación. También puede necesitar analgésicos o antibióticos.

¿Puedo ponerme implantes dentales durante el embarazo o la lactancia?

Los dientes que se han deteriorado y no se pueden restaurar, deben extraerse antes del embarazo para evitar que las bacterias no deseadas fluyan a través del torrente sanguíneo de la madre y del bebé. Se recomienda ponerse implantes como tratamiento dental después del embarazo para evitar complicaciones.

Sin embargo, durante la lactancia, es seguro ponerse implantes dentales, siempre y cuando el dentista esté informado sobre la adecuada aplicación de un anestésico local que no interfiera con la leche materna.